• getze0905ecfd

Cómo se vivió el 3er Encuentro Anual de Voluntariado de PLAMEXVOL



Este 26 de agosto de 2022 se llevó a cabo de forma presencial y a distancia el tercer Encuentro Anual de Voluntariado organizado por la Plataforma Mexicana de Voluntariado (PLAMEXVOL).


Esta plataforma, que fue fundada hace ocho años, es una iniciativa creada por organizaciones que practican y promueven el voluntariado, incluyendo a la sociedad civil, la academia, el gobierno y las empresas que colaboran desde sus distintas perspectivas y enfoques para la promoción, difusión y fortalecimiento del trabajo voluntario en México.


Con ese objetivo, PLAMEXVOL organiza de forma anual un encuentro con distintos ponentes y organizaciones para discutir temas relevantes al voluntariado en México. La temática de este año: Cultura de paz y no violencia desde el voluntariado.


Para dar inicio al evento, tres ponentes dieron una breve introducción sobre qué significa construir una cultura de paz y cómo se relaciona con la acción de los voluntarios. Comenzó Susana Barnetche y Pous, presidenta de la asociación AMEVOL, con una pregunta muy importante, ¿qué es la paz?


“Es un estado de bienestar; un bien hacer, un bien vivir, un bien comer, un bien escuchar y un bien convivir”, comentó Barnetche. Además, mencionó que dicha paz se puede construir desde el individuo, por lo que uno puede fomentar la cultura de paz en pequeñas acciones. Un solo voluntario puede hacer la diferencia.


Después, le siguió Oscar Velazco Flores, secretario general de la YMCA México, quién comentó que nuestro país se encuentra en un estado de violencia e inseguridad crítica, con cifras de muertes incluso mayores que en las guerras. “¿Es posible todavía desde el voluntariado construir la paz? Nosotros los individuos y organizaciones podemos ofrecer una alternativa en la medida que nos encontremos, pues el encuentro genera conexión y la conexión genera transmisión. Tenemos que transmitir valores, alternativas, y esperanza.”, así lo explicó Velazco.


Por último, Claudia Navarrete García, directora de servicio social y vinculación en la dirección general de orientación educativa de la UNAM, explicó el papel fundamental que realizan las universidades e instituciones académicas para fomentar la paz. “En la universidad, las aulas son espacios de paz y cultura, y desde ahí debemos empezar a promoverla, generarla y consolidarla”, comentó Navarrete.


Además de que el voluntariado conforma un conjunto de acciones que promueven la cultura de paz en el país, como explicaron los ponentes al introducir el evento, este tiene también una gran relevancia económica en el país, lo cual puede también traducirse en un estado de bienestar. Esto se demostró en el evento por medio de la discusión de estadísticas importantes obtenidas por la Secretaría de Bienestar y el INEGI.


Según sus estadísticas, en el 2020, el aporte económico de las organizaciones no lucrativas y voluntarios alcanza al 3.0% del PIB. De cada 100 trabajadores en las instituciones no lucrativas, 61 son voluntarios y voluntarias. Finalmente, el valor económico del trabajo de voluntariado supera los 126 203 millones de pesos. Entonces, ser voluntario es una forma directa de desarrollar el país desde un ámbito económico y social.


A continuación, comenzaron los paneles del evento, en los cuales se presentaron varios exponentes de distintas organizaciones que promueven la construcción de una cultura de paz por medio del voluntariado.


El primer panel se tituló Construyendo cultura de paz desde el voluntariado y ciudadanía, dentro del cual participaron instituciones de gran impacto como CEMEFI que busca generar diálogo entre organizaciones, la fundación Ofeleia que apoya al bienestar de las personas mayores, Impacto Social y Arte Comunitario que utiliza las artes para mejorar el ámbito escolar, la Colectiva que apunta a la construcción de relaciones más humanas y Más Ciudadanía que busca impulsar a una sociedad más activa y participativa para promover la cultura de paz.


El segundo panel abordó el siguiente tema: Geopolítica; cultura de paz en el mundo y acciones voluntarias. En él, participaron varias organizaciones como Amigos por un Sahara Libre que difunde la lucha del pueblo Sarahuí, Sant’egidio que apoya a personas sin hogar y la asociación Proacting que fomenta el emprendimiento y la empleabilidad enfocados en la innovación social.


En el tercer y último panel, titulado Experiencias comunitarias para la prevención de la violencia, perspectiva desde el voluntariado, participó el movimiento cultural Somos Aurora cuyo objetivo es promover las aportaciones y creaciones culturales de las mujeres, la institución Ednica que promueve y defiende los derechos humanos de niños trabajadores o que viven en condiciones precarias y Grupo México que busca actividades que generan una asociación entre la humanidad y el medio ambiente.


Así, en este gran evento de intercambio, divulgación y colaboración, las distintas organizaciones demostraron el valor del voluntariado y como esta actividad puede promover la construcción de una cultura de paz para México y el resto del mundo.

1 visualización0 comentarios