• getze0905ecfd

El Manual de Voluntariado para Jóvenes


¿Cuántas veces se les ha dicho a los jóvenes que son agentes de cambio? Se les ha repetido innumerables veces que de ellos depende el futuro. ¿Por qué? No es que toda la responsabilidad recaiga en ellos, pero sí que tienen algo que los diferencia de las demás generaciones… son los más soñadores.


Los jóvenes no se ponen metas pequeñas, no se conforman con lo establecido, saben que les queda mucha vida por delante y, por lo tanto, muchas acciones que tomar para ver un cambio en la sociedad. Es por eso que la juventud es la etapa ideal para hacer algo por los demás, para hacerse voluntario.


Cualquiera puede adoptar el voluntariado como un estilo de vida, en el que se llevan a cabo pequeñas acciones cada día para ayudar a otro. Sin embargo, existen muchas organizaciones y grupos con los cuales uno puede dejar una huella mucho mayor. Es por eso que invitamos a todos los jóvenes a leer este “Manual de Voluntariado”; les ayudará a conocer qué se debe hacer para convertirse en voluntario, dónde empezar a buscar y qué beneficios tiene. ¡Tú también puedes hacer la diferencia!


1. Cómo convertirse en voluntario


Antes de buscar cualquier organización dedicada al voluntariado, es importante que uno adopte ciertas actitudes básicas del buen voluntario, ya que no es un trabajo fácil y requiere de mucho esfuerzo, compromiso y el gusto por servir. Por eso, un voluntario siempre debe de tener:


  • Compromiso con la causa: Existen millones de asociaciones y organizaciones que se dedican a ayudar desde distintos ángulos, ya sea apoyando a personas en condiciones de vida precarias, procurando proteger la naturaleza, avalar por la justicia y derechos humanos, protección de los animales, o simplemente acompañar a alguien que lo necesita. Por eso, asegúrate de que la causa que elijas sea una que tenga gran relevancia personal para ti, de otra manera, será infructuoso dar tu tiempo y dedicación.


  • Buena actitud: No siempre es fácil dar a alguien más nuestro tiempo libre sin recibir alguna compensación, pero es vital que siempre se busque tener una buena actitud, dado que la esencia de la ayuda está en el amor y en la caridad. Recuerda que nadie te obliga a ser voluntario, uno elige sacarle una sonrisa a alguien más.


  • Estar informado: No todos los problemas tienen una misma solución, y si uno no se informa correctamente sobre el problema, es imposible ofrecer ayuda para mejorarlo. Hay que investigar, preguntar y, sobre todo, escuchar para poder aportar.


Ahora, ya que te propusiste actuar como todo buen voluntario, es importante buscar la causa correcta. Para eso, existen múltiples plataformas que te ayudarán a encontrar una organización nacional o internacional que te dé los medios para ayudar a la causa que más te apasione.


Aquí te dejamos algunas organizaciones en las que puedes consultar información de voluntariados o inscribirte automáticamente a uno:

  • AMEVOL

  • Adventure Volunteer

  • IVHQ

  • ONU

  • Plamexvol

  • Haces Falta

  • Injuve


2.Beneficios de hacer voluntariado


Además de que un voluntariado es la oportunidad perfecta para hacer algo por mejorar el mundo que nos rodea, éste también tiene varios beneficios para el voluntario:


  • Gratitud: El acercarse a diferentes realidades, que quizá pueden ser situaciones extremadamente duras para otros, es una manera de darse cuenta de las bendiciones que uno tiene en la vida. Con el voluntariado, nos hacemos más agradecidos y pone las preocupaciones mundanas en perspectiva, hasta el punto en que apreciamos lo que somos y tenemos en otro nivel.


  • Conocer a gente nueva: Realizar voluntariado en equipo es una forma de conocer a personas que quizá tengan una cultura o forma de vida muy distinta, pero que pueden enriquecer tu experiencia. Esta es una oportunidad de forjar amistades que durarán toda la vida y de crear núcleos de apoyo y amor.


  • Aprender: Cada voluntariado es una oportunidad para generar nuevos conocimientos, puesto que escuchar y participar activamente en una situación social completamente distinta a la de uno, permite comprender realidades alternas e informarse un poco más sobre el país en el que uno vive, sobre las distintas culturas del mundo, las problemáticas sociales de la modernidad, nuevos conocimientos técnicos de un oficio y mucho más.


Ser voluntario es benéfico para todos, tanto para los que extienden la mano como para los que la toman. La única manera de eliminar la injusticia y de construir un mundo mejor, es a través de la acción, y quién mejor para empezar a velar por el cambio del futuro que los jóvenes del presente.


¡Tú también puedes ser parte del cambio!


0 visualizaciones0 comentarios